Abril 12, 2018

Reglamento

Reglamento Interno de la Asociación Temuco de Kendo

 Artículo 1°

El presente Reglamento tiene por objeto dar un marco reglamentario y disciplinario a la Asociación Temuco de Kendo (ATKE), complementando las disposiciones de la Ley 19.712 Ley del Deporte y del Reglamento Interno de la Federación Chilena de Kendo. Quedarán sujetas a este Reglamento todas las personas naturales, chilenas o extranjeras, que ingresen a esta organización.

Artículo 2°

La ATKE no incluirá en nómina para rendir sus exámenes de grado en Kendo, Iaido o Jodo a ningún alumno cuya práctica no la haya hecho en el dojo y bajo la supervisión técnica del sensei, aún estando en tiempo y nivel técnico.

 Artículo 3°

La ATK proporcionará el shinai, en calidad préstamo y sin costo alguno; a aquellos alumnos que no estén todavía en condiciones de adquirir uno propio. Este beneficio es sólo para uso en la clase, una vez finalizada, el implemento debe ser devuelto.

Así también la ATK proporcionará la armadura o bogu, en calidad préstamo por un máximo de seis meses; el alumno la llevará a su casa haciéndose cargo de su limpieza cada vez que la use. Los implementos de Kendo son importados y costosos, y en el caso de la armadura, las piezas y repuestos son costosos. Por ello la ATK mantendrá los equipos siempre en condiciones de uso, para lo cual cobrará un aporte mensual de $ 5.000.- (CINCO MIL PESOS) que serán una forma de arriendo.

Artículo 4°

La ATK es una organización de derecho privado sin fines de lucro, constituida al alero de la Ley del Deporte ya enunciada en la introducción. La ATK No cobra por enseñar; pero la Ley nos faculta para establecer de común acuerdo, una cuota social mensual necesaria para mantener cualquier organización. El valor de nuestra cuota social es  de $ 10.000.- (DIEZ MIL PESOS) mensuales que cancelarán todos los alumnos, y mientras sean miembros de la ATK; salvo los que estén participando de un curso gratuito, el que una vez terminado, sus participantes serán considerados asociados y deberán cancelar este valor.

Los ingresos que se generen por este concepto, se usarán para renovar el equipamiento, arrendar espacios físicos cuando los facilitados por el Sistema Municipal no cubran nuestras necesidades. Así también existen gastos como flyers, souvenirs, etc.

Artículo 5°

El Director Técnico (Sensei) de la ATK, es el único responsable de entregar adecuadamente el programa según el grado, antigüedad, edad y sexo del alumno, además de preocuparse de que la autoridad delegada a los grados avanzados sea bien utilizada.

Así también acogerá cualquier queja hecha responsablemente sobre el comportamiento inadecuado de algún integrante, y con mayor razón de algún grado avanzado.

Artículo 6°

El Director Técnico (Sensei) de la ATK, es el único responsable de gestionar los espacios físicos y horarios para desarrollar adecuadamente los programas de entrenamiento, como también de hacer un uso adecuado de los recursos materiales y económicos que se generen como resultado de las cuotas sociales recopiladas u otros ingresos o donaciones.

Para poder mantener una cuota social como la descrita en el artículo 4°, al alcance de todos; los espacios físicos se gestionan básicamente con el Sistema Municipal, existiendo siempre el riesgo que el municipio nos ocupe o nos disminuya los horarios asignados.

Cabe señalar que desde su fundación en el año 2001, la ATK ha entregado clases de enero a diciembre de cada año sin pausas por vacaciones. En un Deporte con Tradición Marcial con tanto detalle técnico como es el Kendo, sustraerse de la práctica por 10 o más sesiones, produce desencanto y usualmente la fuga del alumno.

Artículo 7°

La asistencia no es obligatoria, pero se entiende, por lo complejo de las técnicas, que el alumno que puede asistir a las tres clases semanales que se imparten, tendrá un desarrollo superior a aquel que asiste sólo a una. Pese a lo anterior, y considerando la prioridad que tienen los estudios y el trabajo, el programa técnico tiene una flexibilidad de al menos dos meses; de manera de entregarlo con el mismo grado de generosidad a todos.

Artículo 8°

La asistencia no es obligatoria, pero se entiende, por lo complejo de las técnicas, que el alumno que puede asistir a las tres clases semanales que se imparten, tendrá un desarrollo superior a aquel que asiste sólo a una. Pese a lo anterior, y considerando la prioridad que tienen los estudios y el trabajo, el programa técnico tiene una flexibilidad de al menos dos meses; de manera de entregarlo con el mismo grado de generosidad a todos.

Artículo 9°

No será responsabilidad de la ATK la pérdida de prendas de vestir, celulares u otros objetos que porten y no los dejen en los espacios usualmente dispuestos para ello. Sin perjuicio de lo anterior, se harán las gestiones de rigor que estén al alcance.

Artículo 10°

La Ficha Personal del Alumno es una herramienta que contiene exclusivamente datos de ubicación del alumno, además de refrendar con su firma haber leído el presente instrumento y que los datos entregados son reales. Su llenado es obligación para todos los que ingresen, aún por talleres y no continúen posteriormente. En el caso de los alumnos menores de edad, serán los padres o apoderados quienes certifiquen lo anterior con su firma.

Artículo 11°

La Cuota Social sólo se extingue previa renuncia escrita del alumno, o su padre/apoderado en el caso del menor de edad; o en su efecto; por una inasistencia que claramente indique que el alumno no tiene interés en seguir.

De acuerdo al Artículo 6°, la ATK desde su fundación se propuso dar clases de enero a diciembre de cada año; la frecuencia de estas no tiene que ver con el valor que los alumnos cancelan, porque el valor que cancelan es el de una cuota social mensual, lo que los hace beneficiarios de todas y cada una de las actividades que se implementen y desarrollen, y en las que pueda participar.

Artículo 12°

Pese a que el Kendo es un deporte sin riesgos, y no existen accidentes reportados en los países donde se practica; la ATK no se responsabiliza por accidentes causados por no acatar la normativa respecto a la atención en las instrucciones, o no usar el equipamiento en la forma y modo que se les enseña. Sin perjuicio de lo anterior, brindará el apoyo y la gestión que se requiera en caso de ocurrir algo desafortunado.

El presente instrumento está en constante revisión y consulta con los miembros pertenecientes a la ATK.